Estudiantes del Nacional de Adrogué realizaron sentada para denunciar abusos y encubrimientos

En la mañana de ayer estudiantes secundaries de la escuela EEM N°11 (Ex Nacional de Adrogue) realizaron una sentada y cortaron la Avenida Espora a la altura de la calle Esteban Adrogué a modo de protesta y reclamando a las autoridades del colegio la expulsión de un alumno de 19 años, denunciado por abuso a alumnas menores de edad.

Las estudiantes que denunciaron estos casos se acercaron a compañeras que forman parte del Centro de Estudiantes para organizarse y tomar medidas ante las denuncias de que el abusador aún mantenía la condición de alumno regular y que los directivos le habrían otorgado un régimen de cursada especial para continuar con su promoción.

Además comentaron que muchas compañeras no querían ir a cursar ni salir al recreo por miedo de cruzarse con su abusador y que durante la semana habrían recolectado testimonios de compañeras de entre 12 y 13 años a quienes les enviaba fotos íntimas sin su consentimiento.

El informe completo de Victoria Ojeda puede leerse aquí.

Anuncios

noviembre 14, 2018 at 4:47 am Deja un comentario

“Porque nuestrxs hijxs tienen derechos, #NosMetemosConLaESI”

noviembre 13, 2018 at 4:33 am Deja un comentario

“¡Paren de fumigar las escuelas argentinas!”

AGMER (Asociación Gremial del Magisterio de la provincia de Entre Ríos), celebra el fallo del Superior Tribunal de Justicia que deja firme la sentencia que prohíbe realizar fumigaciones por vía terrestre o aérea en las proximidades de los establecimientos educativos rurales

“Consideramos que esta definición del máximo órgano del poder judicial de la provincia de Entre Ríos es en parte fruto de la lucha que viene sosteniendo nuestro sindicato en conjunto con las organizaciones ambientales, las comunidades educativas y los expertos que han aportado elementos concretos para comprender el riesgo de los agrotóxicos.

Cabe recordar que había sido el propio gobierno provincial el que apeló la sentencia de primera instancia, dictada el pasado 1 de octubre, mediante la cual se establecía la prohibición de fumigar con agrotóxicos alrededor de todas las escuelas rurales de Entre Ríos, en un radio de mil metros por tierra o tres mil metros por aire, a la vez que exhortaba al Estado a realizar estudios que permitan la definición de pautas objetivas para el uso racional de químicos y agroquímicos, poniendo el acento sobre la prevención de los daños. En esta oportunidad, el STJ toma como premisa que el Derecho Ambiental “no persigue la eliminación de las actividades productivas, sino que las mismas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras”.

Otro de los puntos que forma parte de la sentencia original y que queda confirmado es la condena que obliga al Estado provincial a implantar barreras vegetales a una distancia de ciento cincuenta metros de todas las escuelas rurales de la provincia, de modo que se refuercen los medios tendientes a asegurar la protección de quienes asisten cotidianamente a dichas instituciones para enseñar y aprender.

Es importante destacar el papel desempeñado por AGMER y su Campaña “Paren de Fumigar las Escuelas”, que junto al Foro Ecologista de Paraná actuaron como firmantes del recurso de amparo ante el STJ, con el respaldo de los demás colectivos en defensa del ambiente y referentes del mundo académico que formaron parte de este arduo proceso de generación de conciencia en torno a los peligros que encierra la profundización de un modelo productivo basado en el uso de agrotóxicos, el cual arroja consecuencias irreparables tanto para el medio como para la salud de nuestras poblaciones rurales, promoviendo formas alternativas y sustentables de producción agropecuaria.

Del mismo modo y en consonancia con lo expuesto en el fallo, compartimos con el STJ que “la imposición de límites o restricciones en aras a la protección de la salud, en modo alguno impide el ejercicio de la actividad agropecuaria”. Es así que entendemos, como organización que defiende los derechos colectivos tanto de los trabajadores como de los alumnos, que la salud de las comunidades educativas no puede ser la moneda de cambio para garantizar la rentabilidad extraordinaria de algunos emprendimientos, tal y como señala el órgano judicial al plantear que “hasta los galpones avícolas se encuentran protegidos con una franja de resguardo para las fumigaciones, mientras que los niños –y docentes– que asisten a los establecimientos educativos rurales, no lo están”.

Es por esto que ratificamos nuestra lucha incansable a favor de la educación pública como derecho social y como responsabilidad indelegable del Estado, no sólo en lo que refiere a las condiciones salariales de la docencia, sino también con relación a la necesidad de asegurar que los procesos de enseñanza y aprendizaje se desarrollen en un ambiente sano, promoviendo al mismo tiempo la construcción de una sociedad con soberanía alimentaria y libre de contaminación para nuestros pueblos.”

noviembre 12, 2018 at 4:24 am Deja un comentario

Universidad de Buenos Aires: el ránking QS da la razón a la pelea de estudiantes y docentes

Todos los medios de comunicación en Argentina destacaron el hecho de que la Universidad de Buenos Aires (UBA) hubiera quedado octava entre las diez mejores del continente y entrado entre las 80 mejores universidades del mundo, de una evaluación total de 800 universidades, en un ranking realizado por la consultora británica QS.

Cuando se investiga qué metodología utiliza QS para establecer este orden de jerarquía, según informa en su página web, la consultora evalúa, como uno de sus principales criterios, lo que llama “Proporción Facultad/Estudiante” y explica que “la proporción maestro/alumno es la métrica proxy más efectiva para la calidad de la enseñanza [porque] evalúa hasta qué punto las instituciones pueden proporcionar a los estudiantes un acceso significativo a los profesores y tutores, y reconoce que un alto número de miembros de la facultad por estudiante reducirá la carga docente en cada académico individual”.

Menos de dos meses antes de que se publicara este ranking, cuando el paro docente nacional que mantuvo durante diez semanas paralizadas las universidades de todo el país se encontraba en pleno desarrollo, el ministro de Educación Alejandro Finocchiaro declaró que en la universidad “sobraban docentes”. No fue un exabrupto sino parte de una línea política. Para  confirmarlo, fue secundado por el diputado de Cambiemos Albord Cantard, primer secretario de Políticas Universitarias del gobierno y ex rector de la Universidad del Litoral, quien dijo que “la cantidad de docentes universitarios que hay en el país es excesiva”. Luego, propagaron el argumento en un manual que circuló en formato PDF y en las redes sociales funcionarios y voceros oficialistas. El archivo decía: “En muchas casas de altos estudios se ven relaciones docentes/alumnos equiparables con la aconsejada para salas maternales. El promedio del sistema hoy es 8,82 alumnos por docente”. Además de que se trataba de información falsa y presentada de manera interesada, lo que queda de manifiesto es que si primara la orientación del gobierno en la universidad pública, la UBA difícilmente se hubiera encontrado en el puesto internacional que ahora tanto festejan.

La contraposición vale más allá del punto: la política oficial para la educación de ajuste presupuestario, topes salariales y miles de docentes trabajando gratis –que presentan como eficiente, ´moderna´ y que ´alienta al futuro´- es profundamente destructiva para la educación pública. De hecho, lo que reafirma el ranking de QS es que los mayores méritos de la universidad son producto del enorme esfuerzo que realizan sus trabajadores, que producen y transmiten conocimiento en pésimas condiciones. En el mismo sentido opera la Reforma Educativa y el conjunto de las medidas que impulsan en los diferentes niveles educativos: la verdadera intención de la política educativa del gobierno es alentar el negocio y la injerencia privada en la educación pública.

Algo similar sucede con el resto de los ítems que evalúa el ranking. En primer lugar, la reputación académica, que considera enseñanza e investigación. En segundo, la valoración de los graduados de la UBA, mientras el gobierno dice que hay que acortar las carreras para insertar a los profesionales en un mercado laboral flexibilizado y sin formación. En tercer lugar, la producción académica de investigaciones, valorando por igual todas las áreas, mientras el oficialismo impone un fuerte ajuste en el ingreso y desarrollo de carreras de investigación en las instituciones dedicadas al desarrollo de la ciencia y la técnica, como el Conicet. Finalmente, la cantidad de estudiantes extranjeros, cuando asistimos a una fuerte campaña xenofóbica, que acusa a los estudiantes extranjeros de la miseria presupuestaria.

El artículo completo de Mariana Ángeles puede leerse aquí.

noviembre 11, 2018 at 3:13 am Deja un comentario

El gobierno le puso fecha a la Unicaba, el 22 de noviembre: “¡que no pase es nuestra tarea!”

(Por Sebastián Copello.  Estudiante del colegio porteño “Juan B. Justo”)- Después de un año de intensa lucha de los terciarios que ha impedido la votación del proyecto Unicaba –que supone la liquidación de los 29 profesorados actuales-, el gobierno porteño se encuentra dispuesto a utilizar sus últimos cartuchos para lograr su aprobación antes de fin de año, apremiado por la crisis económica y política y para evitar que el conflicto le explote en el año electoral. En este marco, voceros del oficialismo han señalado de manera informal que la fecha sería el 22 de dicho mes.

En la reciente presentación del Presupuesto 2019 para educación, la ministra Soledad Acuña se guardó de mencionar la palabra “Unicaba”, pero habló de “mejorar la calidad” de la formación docente. Tras negarse a responder las preguntas sobre el asunto por parte de los legisladores, se retiró corriendo de la comisión de presupuesto.

Para cumplir con sus objetivos, el gobierno todavía tiene que superar el adversario más difícil: las 29 comunidades educativas que están dispuestas a ir fondo en defensa de los profesorados.

El movimiento terciario a lo largo del año ha vivido una escuela de formación política sobre cómo defender la educación pública. Primero superamos el intento por parte del gobierno de confundir a la opinión pública con el falso debate de “Universidades vs terciarios”. Luego tiramos por la borda el discurso de una supuesta “jerarquización” que la Unicaba le otorgaría a la formación docente, mostrando que por el contrario implica una avanzada contra el estatuto docente e incentiva la precarización laboral con trabajo gratuito desde el primer día; en contraposición con nuestra lucha por mejoras salariales, planes de becas y rentas para las prácticas y residencias. Con nuestra lucha y brillantes exposiciones  de docentes, estudiantes y pedagogos, hemos ido enterrado los “fundamentos” del proyecto.

Por último superamos la mayor maniobra del gobierno, la supuesta “coexistencia” entre los profesorados y la Unicaba, con la que coquetearon sectores como la conducción de la gremial UTE y la agrupación Patria Grande. La maduración del movimiento y su compresión de la gravedad del ataque en cuestión permitió desenmascarar que la coexistencia no es más que la muerte “gradual” de los profesorados, ya que la competencia con la universidad y el desguace presupuestario (incentivados por el propio gobierno) los irá desintegrando.

Este intenso proceso de lucha puso en jaque las intenciones del gobierno, pero ante sus propias urgencias se encuentra obligado a seguir adelante cueste lo que cueste.

El gobierno y la Unicaba o las 29 comunidades educativas y los profesorados

Leer completo aquí.

noviembre 10, 2018 at 3:09 am Deja un comentario

Frente popular por le Educación Sexual Integral (ESI)

noviembre 9, 2018 at 3:58 am Deja un comentario

¡No al cierre del lactario del Ramos Mejía!

La socióloga Fernanda Duprat, hija de una de las fundadoras de las escuelas infantiles en nuestro país que llevó a la práctica los principios de la Escuela Nueva, Hebe San Martín de Duprat, expresó su preocupación y rechazo al cierre del Lactario del Jardín Maternal del Ramos Mejía. Por ese motivo escribió una carta -que se reproduce a continuación- donde manifiesta su preocupación por el ataque de las políticas neoliberales a los proyectos educativos para la primera infancia.

Hola muy buenos días, soy Fernanda Duprat, una de las hijas  de Hebe San Martín de Duprat, educadora y militante de la  educación infantil.  Hace más de 10 años que vivo en Barcelona. Tengo una posición ideológica y diría técnico/ profesional  tomada hace ya muchos años que plantea la necesaria intervención  y planificación del Estado, por lo menos y de manera insoslayable  en las aéreas  de salud y educación.  Soy Socióloga y pedagoga y no veo otra posibilidad para la construcción de sociedades cohesionadas

Pero más allá de mí, aquí se trata de un proyecto por el cual mamá luchó toda su vida. Desde pequeña se lo escuché decir, la prioridad en la  educación pública, gratuita y universal  de  los niños de 0 a 3 años y más concretamente de 0 a 45 días. Mamá creía y ya lo demuestran todos los estudios, que esa etapa vital es fundamental para el desarrollo posterior de los niños.  A mí me ha quedado grabado en el ADN. Y hablamos de educación de 0 a 3 con profesionales de la educación preparados para tal fin, no de  la atención y cuidado  de los niños. Esa fue la lucha de mi madre en educación, la profesionalización educativa  de la atención a la primera infancia. Por otro lado mamá siempre trabajó y consideraba el trabajo un espacio de crecimiento. Establecer jardines maternales en los centros de trabajo, posibilitaba a las mujeres trabajar. Mamá, ya grande,  peleo fuerte por la creación del  Jardín maternal donde ella trabajaba (la Universidad Nacional de Lujan. Espero que allí este)

Casualmente y por motivos profesionales he visitado muchas escuelas Bressol, el equivalente a los jardines maternales de Barcelona.  Son escuelas públicas, las visito  y pienso en mamá cada vez.  Ella soñaba con Jardines maternales para todos los niños, fue su sueño, un sueño luchado, trabajado con muchos momentos muy oscuros y claro está con encuentros maravillosos y algunos éxitos.

Aquí en Barcelona la educación de 0 a 3 es la etapa más cuidada de todo el sistema educativo, las mejores instalaciones, los mejores profesionales (4 años de estudios superiores). Nadie duda ya de su importancia en el desarrollo cognitivo de los niños. La mirada atenta de las maestras posibilita la  optimización de las capacidades de los niños, la detección de posibles especificidades en su desarrollo, posibilita al mismo tiempo  el diálogo con  las familias, que educa y cuida.  Los lineamientos educativos de las escuelas Bressol  son iguales para todas las escuelas de Barcelona. Pero claro, tengo que tener cuidado con la mirada eurocéntrica.

En nuestra sociedad, con tantas desigualdades y con tantos niños  y familias en situación de vulnerabilidad social,  es aún más urgente que  la escuela  pública sea la encargada de  construir la red social indispensable para que podamos hablar de integración social.  No podemos dejar de atender con calidad educativa  a la primera infancia, no podemos permitir que prosperen y se afiancen eso que se ha denominado  “Centros de Primera Infancia”.  Es una medida retrógrada, en casi ningún lugar del mundo la primera infancia queda fuera del  área educativa, y muchísimo menos si el contexto socioeducativo de los niños es complejo. Estos centros además   dan pie a una educación diferenciada según factores socioeconómicos y por tanto acentúan las desigualdades. Es ir para atrás.

En otro sentido los proyectos educativos  de los centros educativos se construyen con el tiempo, conociendo el colectivo de familias y niños, construyéndose en  equipo los profesionales que allí trabaja, arraigándose en la comunidad. Hay una historia,  además de los saberes profesionales, que posibilita un  proyecto educativo adecuado  Cuando se cierra un jardín  todo ese saber se pierde. Ese saber que tienen las maestras, las familias y en este caso el hospital.

¡No al cierre del lactario del Ramos Mejía!

Seguiremos dando pelea, es nuestra infancia, es mi patria.

noviembre 8, 2018 at 4:47 am Deja un comentario

Entradas antiguas



A %d blogueros les gusta esto: