Posts tagged ‘Estados Unidos’

La industria de cárceles privadas de los Estados Unidos busca reemplazar a los trabajadores agremiados por el laburo esclavo de los presos

Muchas de las leyes de condenas más duras responsables de la superpoblación de las cárceles estadounidense fueron redactadas por el Consejo Estadounidense de Intercambio Legislativo (ALEC), que ayuda a las corporaciones a escribir normas modelo. Ahora, una nueva revelación difundida por Democracy Now! indica que el ALEC preparó el camino para que los estados y las empresas reemplacen a los trabajadores agremiados por el trabajo penitenciario.

Según Mike Elk, periodista que colabora en temas laborales en la revista The Nation, ALEC y las empresas de cárceles privadas “mandaron una enorme cantidad de gente a la cárcel y ahora diseñaron un modo de explotar esa situación”. Elk señala que en 2005 se decidió no retirar del mercado más de 18 millones de kilos de carne vacuna infectada con heces de rata y procesados por los presos, porque era prioritario destacar la cantidad de productos fabricados en las cárceles.

Anuncios

agosto 5, 2011 at 8:46 pm Deja un comentario

Esperando a Superman, de Davis Guggenheim

Waiting for Superman es un documental de Davis Guggenheim, escrito por él mismo junto a Billy Kimball, estrenado en el 2010, financiado entre otros por Bill Gates y que cuenta entre sus admiradores al presidente Barack Obama.

En el centro del debate está la educación en los Estados Unidos. La educación pública, porque todos aquellos que quieren zafar de sus males tienen la posibilidad de optar por la privada que, se descarta, es mejor (se cita en un momento que el promedio de costo anual de una escuela primaria privada es de 8.000 dólares); se trata de la educación pública, pues, a la que están condenados los sectores de menores recursos (y de allí la direccionalidad demagógica del mensaje).

La película dice varias cosas a la vez. Por un lado apela con los rostros de niños ansiosos, padres preocupados y música ad hoc a cierto efecto melodramático-pedagógico, del tipo “Miren a las pobres víctimas…” de los entuertos que causan sus “mayores”

Por otro lado, tiene un costado particularmente psicopatero dirigido al público de los Estados Unidos: aquel que a través de las estadísticas muestra que la tierra de Thomas Jefferson hoy está en las evaluaciones internacionales por detrás de todas las naciones desarrolladas. ¿Cómo pudo ser? De paso digamos que las cifras citadas demuestran que, el menos en matemáticas y lengua, allá están tal mal como acá.

Finalmente, se predica que la solución al problema es sencilla: basta decisión, tenacidad, capacitación y entusiasmo. La catástrofe educativa no es un problema de presupuesto. Según los números que se citan la “inversión” por niño yanqui se ha duplicado en las últimas tres décadas, al mismo tiempo que la aguja del rendimiento casi no se ha movido en el medidor.

Se han sucedió los presidentes y los encargados nacionales, estaduales y municipales de la educación, se han sancionado diversas leyes y normativas reformistas complementarias, pero nada parece haber dado resultado. ¿Por qué? La respuesta de la película es: la burocracia. Un laberinto de dependencias, secretarías, funcionarios, secretarios y etcéteras que se ha fosilizado e impide cualquier cambio. Dentro del establishment conservador, un lugar privilegiado lo ocupan los gremios de maestros. Éstos, a partir de la lucha legítima entablada con posterioridad a la Segunda Guerra para defender los derechos laborales de los docentes, con el tiempo se han transformado en un monstruo inamovible que, encima, se potencia con sus periódicas contribuciones millonarias a los partidos Demócrata, en primer lugar, y también Republicano.

La “mano” del sindicato se ve -subraya el filme- en un contrato de trabajo arreglado con el Estado hace ya tiempo que vuelve a los docentes prácticamente intocables en sus cargos. Así, los “malos” maestros y profesores se atornillan a sus escritorios y no hay dios que los saque de allí hasta el retiro, justo -tal la proporción de la tragedia- cuando se comprueba que el único modo de salir del hoyo es con “buenos” y abnegados docentes.

Porque lo que cuenta Waiting for Superman es una historia de “personas” preocupadas, padres, funcionarios y especialistas en educación, y sin embargo la cosa cada vez está peor, porque la rueda dentada del sistema termina comiéndose las buenas intenciones y los intentos buenos.

La solución que predica la película estaría, consecuentemente, por fuera del “sistema”; es decir, a través de las llamas escuelas “charter” o “experimentales” o algunos otros alias que posibilitan saltarse las cláusulas de los convenios colectivos, rajar sin más a los de “mal desempeño”, quedarse con los buenos y excelentes, estimular con mejores salarios a quienes brindan una mayor productividad, etc. La película se pregunta con asombro de sentido común cómo puede ser que un mal maestro y un buen maestro cobren lo mismo, nunca se pregunta cómo puede ser que las instituciones de formación no garanticen que todos sus egresados sean buenos, en fin.

Pero para demostrar lo que quiere demostrar Guggenheim toma algunos casos particulares y exitosos de escuelas de este tipo, como las escuelas Seed de Washington D.C. o la que dirige el educador Geoffrey Canada en la zona más pobre de Nueva York, que habrían demostrado empíricamente que, si se les dedica el suficiente tiempo y esfuerzo, los chicos pobres pueden tener tan buen desempeño como los ricos, y saltar esa brecha histórica de rendimiento que las estadísticas atesoran entre los resultados de los colegios a los que concurren unos y otros.

En fin, poco para comentar. De cualquier modo la película es interesante para detectar, bien en crudo, la usina de los argumentos liberales típicos que abundan en los diarios y los discursos de los funcionarios de nuestro país. No obstante lo cual uno bien puede sacar de algunos de los argumentos esgrimidos conclusiones opuestas a las que se ofrecen; por ejemplo, del caos de normativas zonales que tanto alimentan al ogro ineficaz de la burocracia bien puede deducirse la necesidad de un sistema educativo único y centralizado. O incluso llamar la atención acerca de por qué será que Guggenheim nunca nombra el lugar que la religión tiene en la educación norteamericana.

La película empieza narrando en primera persona el sufrimiento del chico que vive en el ghetto, ama las historietas y a quien una mañana su madre le revela que Superman no existe, que jamás superhéroe alguno vendrá para solucionar de un soplo los problemas de los simples mortales. Y en eso Guggenheim también tiene razón.

Waiting for Superman se puede bajar de aquí.

febrero 10, 2011 at 4:51 pm 8 comentarios

Honduras, el garrote y la zanahoria

“En el surco trazado por este macaneo, se ha sembrado la idea de que Estados Unidos no ha tenido nada que ver con el golpe de Estado en Honduras. Es una forma de decir que ‘la embajada’ ya no es más lo que era y que los golpistas son leones sin dientes ni garras. En realidad, las gestiones diplomáticas para reponer al presidente Manuel Zelaya se han transformado en el medio fundamental para imponer la victoria política de sus adversarios, la oligarquía golpista. Como informa Clarín del primero de julio, Zelaya prometió en Washington ‘que no buscará la reelección y que, al finalizar su mandato en enero, vuelve a su casa’. O sea que el destituido tira la chancleta antes de haber obtenido la más mínima concesión de sus enemigos.”



Más: “Las maniobras diplomáticas se despliegan (…) el objetivo de ellas es neutralizar la posibilidad de un levantamiento popular en Honduras, con la zanahoria de una salida ‘más económica’, de origen internacional, y también los ajetreos diplomáticos de Chávez y de los mandatarios del Alba. Pero es claro que el golpe tiene el apoyo de toda la gran burguesía de Centroamérica y más allá de ella de toda América latina, porque responde al propósito fundamental de la burguesía internacional de aprovechar la crisis mundial para revertir los procesos ‘bolivarianos’ en su conjunto”, escribió Jorge Altamira (“Honduras o el cuento de la no intervención norteamericana”), en Prensa Obrera del jueves 2 de julio de 2009.

Las observaciones son por demás justas, no sólo por lo sucedido en los días siguientes y hasta hoy, sino también porque posibilitan percibir con claridad que el panorama de “tranquilidad continental” y búsqueda de “consensos pragmáticos y civilizados” que, según los analistas políticos de todos los días, se abrieron con la llegada de Barack Obama al gobierno, el inminente cierre de la prisión de Guantánamo y el levantamiento del bloqueo a Cuba y “señales” por el estilo, es una pura espuma.

Debajo, se agitan las aguas de la crisis política que atraviesa al conjunto del continente americano, los Estados Unidos incluidos. Ellos, al igual que nosotros y los otros, no saben muy bien qué hacer y lejos parecen estar de tener posiciones únicas respecto, salvo en lo que respecta a aquella máxima que reza que hay que detener a toda costa las movilizaciones populares que no estén claramente encuadradas por el poder.

julio 11, 2009 at 2:21 pm Deja un comentario

¡Tú también, Wikipedia! Otro ídolo informático de pies de barro (y bien negro y espeso)

Hasta no hace mucho Wikipedia, la célebre enciclopedia on line, era un verdadero ícono y un ejemplo a seguir para miles y miles de los habitantes de las computadoras personales. La Wikipedia fue desarrollada por sus propios usuarios en 253 idiomas y, en los mismísimos territorios de Bill Gates, olía a algo así como la libertad. Pero. Siempre hay un pero que rápidamente hundió la credibilidad de la enciclopedia autogestionada ni bien se supo que sus contenidos han sido  alterados por la Agencia Central de Inteligencia yanqui, el FBI, épicas empresas como WalMart, varios congresistas de EE.UU., el Vaticano, y seguramente otros muchos gangsters a los cuales todavía se les sigue la pista virtual. Según la información recabada hasta el momento se estima que la manipulación se inició con anterioridad al año 2005.

La buena nueva se debe a un egresado del Instituto Tecnológico de California, Virgil Griffith, quien creó el programa WikiScanner, y gracias a él pudo de pesquisar las huellas de quienes modificaron la enciclopedia con fines de propaganda y desinformación.

El programa de Griffith identifica las direcciones de las computadoras que fueron utilizadas para hacer los cambios. El 17 de noviembre de 2005, por ejemplo y según el Wiki Scanner “alguien” suprimió 15 párrafos de un artículo crítico sobre las máquinas de votación marca Diebold (ésas que ayer nomás dieron la dudosa victoria a George Bush en Ohio), y ese “alguien” operó desde las oficinas corporativas de la compañía Diebold, según determinó el rastreo.

John Borland, de http://www.wired.com, entrevistó a Griffith, quien se describe a sí mismo como “pirata informático”. El atrevido corsario aseguró  que se le ocurrió averiguar si grandes compañías y organizaciones habrían modificado sus alusiones en Wikipedia cuando supo que ciertos congresistas habían cambiado sus datos desde las oficinas del Parlamento norteamericano. La enciclopedia permite que cualquier persona haga correcciones en línea, pero siempre queda un registro público que indica desde dónde se hacen tales cambios; las modificaciones “anónimas” conducen a los datos IP de quien las hizo, sean usuarios comunes y corrientes, o grandes corporaciones e incluso organismos de inteligencia y espionaje.

Una de las gemas detectadas: la CIA modificó la biografía del jefe de Estado de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, aseguró Jonathan Fildes, de la BBC.

Investigando las mentadas direcciones  involucradas en cambios de entradas de la Wikipedia, Griffith construyó una base de datos de 34,4 millones de modificaciones, realizadas por 2,6 millones de organizaciones o individuos que se extienden desde la CIA a Microsoft y el Congreso de los Estados Unidos.

wikipedia-logo_bwb

Más vale, pues, que vayamos desempolvando el viejo y querido Pequeño Larousse Ilustrado si no queremos morir empachados por los engaños que los más poderosos actualizan cada mañana.

mayo 28, 2009 at 7:19 pm Deja un comentario

El profesor palestino, Sami Al-Arian, encarcelado en los Estados Unidos por negarse a ser buchón, fue liberado de la cárcel


Después de más de cinco años y medio tras las rejas, finalmente el profesor y activista palestino, Sami Al-Arian, fue liberado de prisión. Las autoridades de inmigración lo dejaron en libertad bajo fianza el martes, luego de que no lograron explicar su detención mientras aguardaba ser enjuiciado por negarse a declarar ante un gran jurado sobre un grupo de organizaciones musulmanas en el norte de Virginia.

Al-Arian ha estado en la cárcel desde febrero de 2003, cuando fiscales federales lo acusaron de estar involucrado en el grupo palestino Yihad Islámica. Un jurado de Florida no lo halló culpable de ninguno de los diecisiete cargos presentados en su contra.

Cuatro de sus cinco hijos se reunieron con él en la prisión en Fairfax, Virginia, en la tarde anterior a su liberación. Se volvieron a ver por primera vez en más de dos mil días.

A pesar de estar fuera de prisión, Sami Al-Arian no está libre. Debe permanecer bajo arresto domiciliario mientras aguarda su juicio. La campaña por el cese de su persecusión, que arrancó, en los Estados Unidos y el mundo, casi cuando lo detuvieron, seguramente ahora deberá intensificarse hasta lograr su absolución definitiva.

septiembre 6, 2008 at 9:25 pm Deja un comentario

Confesión de parte…

Se lleva a cabo en los Estados Unidos la Convención Nacional del Partido Demócrata. Dos días atrás el ex candidato presidencial por dicha organización, el congresista Dennis Kucinich, después de advertir sobre la amenaza inminente de un ataque estadounidense contra Irán, sostuvo:
Despierten, estadounidenses. En 2001, las empresas petroleras, las contratistas de guerra y los artistas neoconservadores tomaron control de la economía, y agregaron cuatro billones de dólares de gasto improductivo a la deuda nacional. Ahora pagamos cuatro veces más por defensa, tres veces más por la gasolina y el combustible para la calefacción, y dos veces más de lo que pagábamos en asistencia médica”.

¿No les suena conocido, aunque por aquí todavía la clase gobernante no se anime a andar invandiendo otros países?

agosto 29, 2008 at 9:57 am Deja un comentario

Bush estableció el ¡¡¡2025!!! como meta para detener crecimiento de emisiones

A través de un pomposo anuncio que más bien parece una joda para desprevenidos, el presidente George Bush anunció una nueva meta para detener el crecimiento de emisiones que provocan el calentamiento global en Estados Unidos para 2025. A continuación de la buena nueva, claro, no dio muchos detalles de cómo se lograría tal acicamiento.
La “meta” no es suficiente, de inmediato le respondieron sin hacerlo directamente los investigadores climáticos, en particular los del país que él gobierna.
El año pasado el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas concluyó que las emisiones mundiales deben dejar de aumentar antes de 2015 para evitar los efectos catastróficos del calentamiento global. Difícil que el mandatario del gran país de norte no conozca tal pronunciamiento, aunque más no fuera a través de sus asesores. De cualquier modo, y por si las moscas, Bush exhortó al Congreso a que no apruebe ninguna legislación sobre cambio climático que exija una reducción inmediata en las emisiones.
Bien textualmente Bush dijo: “Creo que los debates del Congreso deberían estar guiados por determinados principios fundamentales. Una clara valoración de que hay una forma equivocada y una forma correcta de abordar las emisiones de gases de efecto invernadero. La mala legislación impondría un costo tremendo a nuestra economía y a las familias estadounidenses sin lograr las metas importantes del cambio climático que compartimos. La forma equivocada es aumentar los impuestos, duplicar los mandatos, o exigir reducción de emisiones súbitas y drásticas que no tienen posibilidades de cumplirse y tienen muchas posibilidades de perjudicar la economía”. En buen romance y más allá de los retoques retóricos: Bush simplemente tradujo los intereses de las más poderosas empresas de su patria, que son las responsables de la mayor contimación que todos sufrimos pero que no están dispuestas a gastar más que unos dólares de propaganda para dar cuenta de la catástrofes que se vienen y que ellos mimos han convocado.
Una vez más: estamos en manos de los peores.

julio 4, 2008 at 10:25 am Deja un comentario

Entradas antiguas



A %d blogueros les gusta esto: