Posts tagged ‘campo’

21.700 millones “invirtió” el gobierno en el sector agropecuario durante 2009

En la contratapa del diario oficialista El Argentino publicado en la fecha Jorge Giles firma un artículo de opinión donde, para argumentar  todo lo hecho por los Kirchner y sus hombres en favor del “campo” y rechazar las exigencias que el titular de la Sociedad Rural vociferó ayer desde el predio de Plaza Italia , señala que (y entre signos de admiración): “¡Fueron acusados de ser parte de un ‘Estado predador insaciable’ cuando llevan invertidos 21.700 millones en el último año en el sector agropecuario!”.

Oligarquia_criolla-621e0

A confesión de parte relevo de pruebas, ¿no? Al periodista, claro, le interesa testimoniar en favor del gobierno y no de los trabajadores, que somos quienes en definitiva pagamos la abultada cuenta de los subsidios con que se ha engordado todavía más a la oligarquía criolla y su troupe.

¡Menos mal que unos y otros están peleados, que si no…!

Anuncios

agosto 2, 2009 at 4:42 pm Deja un comentario

Otra trapisonda del progresismo latinoamericano: Fernando Lugo derogó el decreto que limita el uso de agroquímicos en Paraguay

En el mes abril se aprobó en Paraguay una normativa que establecía, aunque limitados, una serie de criterios de protección del medioambiente y la salud de las poblaciones rurales. Pues bien:  el propio presidente paraguayo lo descartó de un plumazo el pasado martes 28 de julio, según informa la agencia Púlsar desde Asunción.

El argumento de Fernando Lugo fue que de esta manera se evita un “enfrentamiento” entre los grandes productores del agro, que están en contra del decreto, y las organizaciones de las familias campesinas que se han movilizado en favor de la regulación de los agroquímicos. Es decir que se trata de una pura retórica para esconder lo que en realidad no es ni más ni menos que una concesión a los requerimientos de los grandes propietarios de la tierra.

Ya son multitud los estudios e investigaciones que han determinado que la aplicación indiscriminada de plaguicidas acabó con la vida de muchos, enfermó a miles y, de paso, está destruyendo el medioambiente. La Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC, organización que reúne a los pequeños productores y familias rurales de Paraguay) calificó, en consecuencia, de “incoherente” la decisión de Lugo.  Se quedaron bien cortos.

Paraguay es uno de los países de América Latina más afectados por el uso de agroquímicos ya que no cuenta con normativas que regulen la aplicación de esos productos. El campesinado empobrecido de esa nación latinoamericana es sin duda quien más ha padecido y padece el uso indiscriminado de tales sustancias. Son los mismos que dieron pocos meses atrás el apoyo decisivo para que el “obispo de los pobres” llegara al gobierno. Ahora deberán arreglar cuentas, les va la vida en ello.

agosto 1, 2009 at 9:44 am Deja un comentario

Grandes y pequeños propietarios del campo argentino

Se calcula que unos 4.800 propietarios son los dueños de 85.000.000 de hectáreas del suelo argentino, o sea el 50 por ciento de las tierras agropecuarias, según una lógica económica en curso que tiende a concentrar cada día más la propiedad y de un modo cada vez más acelerado.
Ellos son quienes, gracias a su capacidad económica, imponen las iniciativas administrativas, políticas y sociales que tienen a reproducir y multiplicar su poder; y por ello arrastran primero y de manera más evidente de quienes tiene a su lado. Es decir, a los “medianos” y “pequeños” propietarios que, más allá de los beneficios relativos que ofrece la coyuntura, a más largo plazo se condenan con su alianza a ser cada jornada más medianos y pequeños. Olvidan, quizás, que la forma más pequeña de la pequeñez es la desaparición.

junio 28, 2008 at 10:50 am Deja un comentario

Habrá, pues, que dejar de pensar con la cabeza de ellos

El enfrentamiento del gobierno con los “sectores del campo”, que, a poco andar, se convirtió en un reclamo general de la gran patronal criolla que hizo retroceder rápidamente a los Kirchner y su troupe atravesó las conductas y los pensamientos de todas las clases sociales, todos los sindicatos, todas las organizaciones sociales y todos los partidos políticos incluidos los de la izquierda. Bastó el sacudón para que todos ellos se fragmentaran y polarizaran en torno a cuestiones tan urgentes como los caminos a seguir.

El hecho demuestra hasta qué punto seguimos pensando con la cabeza de ellos.

mayo 23, 2008 at 11:34 am Deja un comentario

Retórica virtual de dirigentes, economía real de los simples mortales

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, declaró el viernes pasado que los dirigentes ruralistas “se volvieron locos” cuando se propuso discutir la política de retenciones a las exportaciones de soja y girasol. Por su parte, casi al mismo tiempo, el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, aseguró que el conflicto “dejó de ser una pulseada por unos puntos de retenciones…”.

En medio de discursos tan retóricos y llenos de énfasis, pero donde el fondo de la cuestión queda siempre sin mentar, ¿quiénes creen ustedes que ejercitan la “economía real” y terminan pagando a precio oro un pedazo de queso fresco que no se vuelva agua sobre la pizza en el supermercadito chino de la vuelta?

mayo 16, 2008 at 11:37 am Deja un comentario

La creación de la gran propiedad agraria capitalista según Marx

En el tomo I de El Capital Karl Marx estudia el origen del modo de producción capitalista, o sea el proceso que se suele denominar de “acumulación originaria”. Dice allí en relación a la propiedad de las tierras del campo tomando como modelo el caso inglés y los métodos con que se forjó su concentración:

“Hemos visto que la usurpación violenta de estos bienes, acompañada casi siempre por la transformación de las tierras de labor en terrenos de pastos, comienza a fines del siglo XXV y prosigue a lo largo del siglo XVI. Sin embargo en aquellos tiempos este proceso revestía la forma de una serie de actos individuales de violencia, contra los cuales la legislación luchó infructuosamente durante ciento cincuenta años. El progreso aportado por el siglo XVIII consiste en que ahora la propia ley se convierte en vehículo de esta depredación de los bienes del pueblo. Aunque los grandes colonos sigan empleando también, de paso, sus pequeños métodos personales e independientes. La forma parlamentaria que reviste este despojo es la de los bills for inclosures of common (leyes sobre el cercado de terrenos comunales): dicho en otros términos, decretos por medio de los cuales los terratenientes se regalan a sí mismos en propiedad privada las tierras del pueblo, decretos encaminados a expropiar al pueblo de lo suyo.

La depredación de los bienes de la Iglesia, la enajenación fraudulenta de las tierras de dominio público, el saqueo de los terrenos comunales, la metamorfosis llevada a cabo por la usurpación y el terrorismo más inhumanos, de la propiedad feudal y del patrimonio del clan en la moderna propiedad privada: he ahí otros tantos métodos idílicos de la acumulación originaria. Con estos métodos se abrió paso a la agricultura capitalista, se incorporó el capital a la tierra y se crearon los contingentes de proletarios libres y privados de medios de vida que necesitaba la industria de las ciudades.”

abril 10, 2008 at 7:14 pm Deja un comentario

La puta oligarquía, la brochette de los demócratas patrios y la realidad de los trabajadores del campo

¿No es por demás significativo que cuando la presidenta Cristina Kirchner y otros funcionarios del gobierno la emprenden contra los “sectores del campo” arguyendo que los grandes terratenientes se llenan de dinero explotando a los trabajadores agrarios, nada digan acerca de que la vida laboral de los peones que la yugan en esas tierras concentradas en pocas manos se sigue rigiendo por el decreto-ley 22.248, promulgado por la dictadura militar e inspirado por su ministro de Economía, José Martínez de Hoz, que los coloca fuera de la Ley de Contratos de Trabajo, los condena a la precariedad, el “negro”, salarios que suman la mitad que lo que ganan los trabajadores urbanos, y que incluye diversos apartados verdaderamente esclavistas, como el que indica una jornada de ocho horas pero que puede ser alterada según “los usos y costumbres de cada región”, con lo cual sanciona la superexplotación patronal y la extensión indefinida del día de trabajo?

Si está en el lugar en que dice que está, si habla desde el lugar desde donde dice que habla, ¿por qué Cristina Kirchner no derogó en consecuencia esta disposición y ha preferido sumarse al silencio cómplice que ha atravesado los gobiernos de Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, la brochette de los demócratas patrios?

abril 5, 2008 at 12:01 pm 1 comentario

Entradas antiguas



A %d blogueros les gusta esto: