Posts tagged ‘Latinoamérica’

Los estudiantes chilenos

Ocurrió que, como era de esperarse y habían anunciado las agencias periodísticas locales, durante la jornada hubo manifestaciones en las principales ciudades de Chile. La marcha nacional encabezada por los estudiantes fue una respuesta pública, masiva y activa al último anuncio de Sebastián Piñera. Según el presidente de popularidad en naufragio, el objetivo de la iniciativa oficial es el de “mejorar la calidad, acceso y financiamiento a la educación superior”; palabras ya de conocida rutina que, en este caso, sirven para gambetear los reclamos principales de los estudiantes: aquellos referidos a la estatización de los liceos públicos y el fin del lucro en la enseñanza terciaria y universitaria.

Como si el malestar fuera poco, el Ejecutivo chileno sólo ha tenido reuniones con el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, pero ha desoído la convocatoria de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) que, con simple cálculo de sentido común, exige que sean alumnos y profesores, los personajes mas directamente afectados por el drama, quienes preferentemente participen de toda negociación.

Según suele ocurrir en Santiago y otras importantes ciudades chilenas, la concentración debió enfrentarse con los consabidos gases lacrimógenos y carros lanza-agua de los Carabineros. Tomando para el juego de palabras la ampulosa denominación que Piñera y su troupe han elegido para bautizar su movida tendiente a frenar las cada vez más fuertes, populares y decididas marchas –Gran Acuerdo Nacional de Educación (GANE)–, en medio de la refriega un joven estudiante levanta frente a la cámara de la televisión una hoja de papel donde escribió con grandes y apuradas letras negras: “Si gana el GANE, la educación pública pierde”.

Anuncios

julio 15, 2011 at 12:13 pm Deja un comentario

Otra trapisonda del progresismo latinoamericano: Fernando Lugo derogó el decreto que limita el uso de agroquímicos en Paraguay

En el mes abril se aprobó en Paraguay una normativa que establecía, aunque limitados, una serie de criterios de protección del medioambiente y la salud de las poblaciones rurales. Pues bien:  el propio presidente paraguayo lo descartó de un plumazo el pasado martes 28 de julio, según informa la agencia Púlsar desde Asunción.

El argumento de Fernando Lugo fue que de esta manera se evita un “enfrentamiento” entre los grandes productores del agro, que están en contra del decreto, y las organizaciones de las familias campesinas que se han movilizado en favor de la regulación de los agroquímicos. Es decir que se trata de una pura retórica para esconder lo que en realidad no es ni más ni menos que una concesión a los requerimientos de los grandes propietarios de la tierra.

Ya son multitud los estudios e investigaciones que han determinado que la aplicación indiscriminada de plaguicidas acabó con la vida de muchos, enfermó a miles y, de paso, está destruyendo el medioambiente. La Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC, organización que reúne a los pequeños productores y familias rurales de Paraguay) calificó, en consecuencia, de “incoherente” la decisión de Lugo.  Se quedaron bien cortos.

Paraguay es uno de los países de América Latina más afectados por el uso de agroquímicos ya que no cuenta con normativas que regulen la aplicación de esos productos. El campesinado empobrecido de esa nación latinoamericana es sin duda quien más ha padecido y padece el uso indiscriminado de tales sustancias. Son los mismos que dieron pocos meses atrás el apoyo decisivo para que el “obispo de los pobres” llegara al gobierno. Ahora deberán arreglar cuentas, les va la vida en ello.

agosto 1, 2009 at 9:44 am Deja un comentario

La iglesia de Honduras con los ricos y los militares (como toda iglesia latinoamericana a lo largo de la historia)

Las conferencias episcopales de casi todos los países latinoamericanos se han pronunciado a favor y en solidaridad con las declaraciones golpistas del cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga y su tropa de negro.

Los últimos días de junio y casi como un prólogo al golpe militar monseñor Darwin Andino, obispo de Tegucigalpa, pontificaba: “Lo que se ha dado en Venezuela se está dando en Honduras, se dio en Bolivia y en Ecuador. Yo aquí en todo miro la mano del presidente venezolano Hugo Chávez y el país no se puede entregar al chavismo ni a nadie, pues queremos seguir siendo libres e independientes”. Una declaración de guerra, un llamado a la destitución de Zelaya.

Como desde los Estados Unidos y del conjunto del establishment político se hizo hincapié en el “espíritu legalista” y la acción “acorde a la ley” llevada adelante por los golpistas, tratando de guardar las apariencias, Andino sostuvo  en consonancia que Zelaya “ya no se desempeñaba como presidente de la República”; agregó que “las instituciones del Estado democrático hondureño están en vigencia” y “sus ejecutorias en materia jurídico legal han sido apegadas a derecho…”. Verdaderamente increíble.

cardenal-oscar-rodriguez-madariaga

Se trata, claro, de la misma iglesia que en su momento bendijo a Augusto Pinochet y Jorge Rafael Videla, y ayer nomás acompañó el levantamiento de la derecha en Santa Cruz de la Sierra contra el gobierno de Evo Morales, para mencionar algunos ejemplos de su performance reaccionaria ejecutada desde que América es América.

En la medida en que la manifestación  popular se mantiene las amenazas clericales se han ido torciendo hacia la forma de una suerte de consejo desmovilizador. Así Rodríguez Madariaga instó públicamente a Zelaya para que “reconsiderara” su regreso porque “podría desatar un baño de sangre. (…) por favor medite, porque después sería demasiado tarde”. “Hasta el día de hoy no ha muerto un solo hondureño”, agregaba mintiendo descaradamente , obviando los mil episodios de la represión estatal que se suceden cada día y con la única intención de impulsar el miedo para que los trabajadores no continúen con sus huelgas y las masas en la calle.

julio 31, 2009 at 1:11 pm 1 comentario

Paredes

“Latinoamérica no es cuartel”

(Escrito con pintura negra sobre la pared blanca de una casa en Tegucigalpa por un grupo de jóvenes de entre los miles que en estos días se han movilizado contra el golpe militar en Honduras.)

julio 11, 2009 at 2:26 pm Deja un comentario

Cuando los aprietan de verdad los presidentes progres de América latina se tragan cualquier sapo (aunque los medios lo pinten de sabroso canapé)

¿Alguien verdaderamente puede concluir, como hacen en estos días los analistas políticos de los diversos medios comerciales, que la matanza de guerrilleros por parte del ejército de Colombia en suelo de Ecuador y la “crisis” que siguió a la acción ha terminado con una suerte de empate entre los diversos intereses nacionales y que, deberíamos estar agradecidos, se ha logrado mantener la paz en América latina? ¿Alguien verdaderamente puede pensar que lo que allí estaba y está en juego compete sólo a Venezuela, Colombia y Ecuador y a ese hecho coyuntural? ¿Alguien verdaderamente y con un mínimo de seriedad puede dejar de estimar como un arrugue colosal que el presidente venezolano auspicie en estas horas un encuentro con el presidente colombiano para dejar los asuntos en claro, o sea que está anticipando que se aviene -como ya lo hicieron todos los otros presidentes latinoamericanos- a darle la mano a quien ayer nomás acusara de asesino? Para el bien de todos lo mejor es que dejemos de engañarnos, apelar a eufemismos o interpretaciones dobles y ambiguas guiadas por la ilusión porque la historia reciente ya ha enseñado a dónde conducen: ¡lo proclamado, producido y firmado por la Organización de Estados Americanos y por la Cumbre de Río reunida en Santo Domingo concluyó no en una condena hacia lo planeado y ejecutado por los gobiernos de Uribe y de Bush sino con el “compromiso de seguridad continental” de que se van a perseguir las “formaciones irregulares” que perturban la tranquilidad de las democracias reales.

Seguimos en manos de los peores.

marzo 15, 2008 at 9:53 am Deja un comentario



A %d blogueros les gusta esto: