Un fallo judicial y la situación de los comedores escolares bonaerenses

marzo 25, 2017 at 4:21 am Deja un comentario

(Por Fabián Debesa. Clarín, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, viernes 24 de marzo de 2017)- El juez en lo Contencioso Administrativo, Luis Arias, frenó otra decisión de María Eugenia Vidal. A través de una medida cautelar suspendió la municipalización del Servicio Alimentario Escolar (SAE) que había dispuesto el gobierno bonaerense por considerarlo “inconstitucional” y ordenó que el sistema continúe gestionado por los Consejos Escolares.

El magistrado dispuso revertir un decreto de noviembre de 2016 “hasta que se resuelva la cuestión de fondo”. Allí Vidal establecía un esquema para que los intendentes manejaran los fondos que se destinan a financiar los programas de ayuda alimentaria en las escuelas donde asisten alumnos con problemas sociales. “Había severas irregularidades en la administración de ese dinero. El servicio era deficiente y además, encontramos un atraso de 800 millones de pesos en deudas con proveedores”, dijeron ayer en el gobierno.

La decisión de modificar el sistema se tomó en base a un estudio realizado en más de mil escuelas por equipos técnicos de la Universidad Nacional San Martín, la Universidad de La Plata, el Centro de Estudio sobre Nutrición Infantil (CESNI) y el Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA).

Algunas de sus conclusiones fueron que sólo el 31 por ciento de los desayunos contaban con presencia de leche, que el 98 por ciento no cumplía con un programa de capacitación para el personal de cocina y que el 61 por ciento de los establecimientos carecía de los utensilios necesarios.

En enero de este año, comenzó el traspaso. Sin embargo, ahora Arias resolvió que aquellos municipios que habían comenzado a aplicar la medida como prueba piloto (Hurlingham, Lanús, Morón, Junín, San Isidro, Pinamar, Vicente López, Tres de Febrero, Escobar, Pilar, Ezeiza y Almirante Brown) tendrán 30 días para volver al anterior sistema.

“Esto provoca un severo perjuicio al municipio. Habíamos licitado el servicio. El juez debería evaluar cómo y en qué condiciones se garantiza la comida para los chicos. Siempre detrás de toda decision judicial, necesitamos resguardar el derecho impostergable de los niños a recibir su comida e cantidad y calidad”, dijo el intendente de Vicente López, Jorge Macri (Cambiemos).

También fue bienvenida la medida en municipios de otro color político. “Celebramos la decisión del gobierno. Tenemos elementos para administrar en forma eficiente esos recursos y lo estamos haciendo desde fines de enero”, comentó el jefe comunal de Escobar, Ariel Sujarchuk.

Por eso, cayó como una piedra el dictamen en la Gobernación. Arias es el juez que prohibió a la provincia dictar la conciliación obligatoria en el conflicto con los docentes. También rechazó la aplicación de descuentos por los días de paro a los docentes. Aunque en ambos casos, sus fallos fueron revocados en la Cámara de Apelaciones. Las autoridades consideran a Arias como “un ariete del kirchnerismo en la Justicia”.

El planteo judicial había sido realizado por un grupo de consejeros escolares de la Provincia, que se oponían a que el SAE pase a ser controlado por los municipios.

En su fallo, Arias consideró que la medida resulta “contraria a las disposiciones constitucionales y legales vigentes, que expresamente disponen que los servicios educativos, con exclusión de los aspectos técnico-pedagógicos, estarán a cargo de los consejos escolares”.

El Ministerio de Desarrollo Social, a cargo del Servicio Alimentario Escolar, dispuso los cambios con el Decreto 2077/16 para mejorar la alimentación de los 1.600.000 alumnos que todos los días comen en las escuelas bonaerenses. También resolvió pasar de 12,6 a 16,4 pesos por chico el monto destinado al almuerzo y 10,4 el desayuno.

“La carne volvió a los comedores escolares cuando modificamos el esquema”, dijo el ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano. “El argumento jurídico es muy débil. El decreto es totalmente legal”, agregó el funcionario. En Buenos Aires funcionan 7.450 escuelas con comedores, que alcanzan a ese 1,6 millón de alumnos. La prueba piloto abarca al 20% de esa población. En cada uno de los 135 municipios funciona un Consejo Escolar integrado por 4 a 24 consejeros.

Anuncios

Entry filed under: Reportajes y otros modos de la palabra ajena.

La Asociación Gremial Docente (AGD-UBA) reclama la implementación del Convenio Colectivo de Trabajo y los cargos de preuniversitarios para los docentes de Agronomitos y de todos los jardines de la Universidad de Buenos Aires Carta abierta a los profesores y estudiantes de la Universidad de Buenos Aires

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: