Investigan administración fraudulenta en la facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires

octubre 31, 2016 at 4:35 am Deja un comentario

(Por Fernando García. Clarín, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sábado 29 de octubre de 2016)- Una causa judicial por supuestos hechos de corrupción tiene bajo sospecha a las máximas autoridades de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), con Héctor José Álvarez Cantoni, decano de la misma, entre los imputados.

Todo se originó a partir de una denuncia anónima sobre el uso indebido de las recaudaciones, la cual desencadenó en una investigación preliminar a principios de 2016 para indagar sobre el estado de las cuentas de la Facultad y el destino de sus fondos. Tras el control de la documentación presentada, el fiscal Guillermo Marijuán comenzó el proceso de citación de los testigos.

odontologiaLa malversación de recursos, la sospecha de un posible desvío de capital para financiar campañas políticas y los convenios irregulares que el establecimiento mantendría con compañías del rubro odontológico derivaron en una acusación firme que apunta a Álvarez Cantoni y otros por defraudación general a la administración pública, causa que lleva adelante hace varios meses el juez Julián Ercolini.

Álvarez Cantoni (72) asumió como decano de la facultad en abril de 2014 con la compañía del también docente y odontólogo Pablo Alejandro Rodríguez como vicedecano. Ambos, junto al secretario general Jorge Pasart, son señalados como los principales responsables por el desmanejo del dinero.

Uno de los ejes principales de la causa se enfoca en la deficiente rendición de cuentas por parte del decanato al aprobar gastos mayores a los originalmente asignados por el Consejo Directivo. De esta manera, ante la ausencia de comprobantes, se ejecutó un monto de más de 7 millones de pesos a través de 17 fondos rotatorios que al momento de su otorgamiento disponían de un estimado de entre 10 y 70 mil pesos cada uno para cubrir el abastecimiento de materiales de las distintas cátedras.

El caso de la secretaría de Hacienda, a cargo del docente Julio Bello, es uno de los casos más representativos. En diciembre de 2014 se le adjudicó un fondo rotatorio de 50 mil pesos. Un año después desde el Consejo se le aceptaron gastos por casi 4 millones de pesos, cifra que no se habría respaldado en su totalidad con recibos o facturas.

Álvarez Cantoni se refirió a la denuncia. “Me preocupa que exista la sospecha de que hemos hecho algo mal, por eso me mantengo en contacto permanente con mi abogado. Cuando uno se dispone a hacer una obra es normal que los tiempos estimados se extiendan y surjan gastos adicionales, como tener que comprar a último momento cortinas para un aula recién remodelada en la que el sol dificulta la visión de los alumnos. Hemos hecho mejoras de todo tipo y tenemos equipamiento e instalaciones de primer nivel, cualquiera que nos visite puede corroborar en qué se invirtió cada centavo”.

Al enumerar otros de los gastos imprevistos, Cantoni toma como ejemplo la visita a la facultad de la ex presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, quien en 2015 encabezó un acto para inaugurar algunas de las obras realizadas. “Ese día nos hicimos cargo del personal de seguridad, de las vallas, de la logística. Incluso reacondicionamos algunas áreas por pedido expreso del entorno de la presidenta. Para afrontar esos gastos recurrimos a los fondos rotatorios”, aseveró.

La Facultad de Odontología, además del correspondiente financiamiento estatal, genera recursos propios a través de la oferta de posgrados y la atención de pacientes. Es el destino de estos bienes sobre lo que se indaga Ercolini en la causa N° 5975/16 registrada en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 10, Secretaría N° 19.

Jorge Pasart, docente y secretario general de la institución, comparte la postura de Cantoni. “Nunca se nos notificó de manera formal, nos presentamos espontáneamente y pusimos a disposición del juez todos los expedientes e informes de auditorías internas y externas que tenemos. La denuncia se la atribuimos a un grupo de profesores enemistados con el decano”, agregó.

Según Cantoni y Rodríguez, el malestar docente se debe estrictamente a razones de celos profesionales. “Hay docentes que perdieron concursos o cuyas especializaciones dejaron de tener tanta importancia y se sintieron desplazados”, concuerdan.

Desde el centro de estudiantes a cargo de AFO (Alumnos de la Facultad de Odontología) evitaron discutir sobre este asunto durante el último proceso electoral en el que se impusieron ante la agrupación V-Par (Partido Obrero). A pesar de administrar varias fuentes de dinero, entre ellas uno de los fondos investigados, desde el centro tampoco han presentado un balance público.

Un testigo de la causa, quien solicitó preservar su identidad, corroboró su declaración. “No es ético que las autoridades investigadas continúen en sus cargos como si nada hubiera pasado. Además hay otros puntos importantes a considerar, como los arreglos de exclusividad con empresas del sector odontológico, donde se investigan posibles sobreprecios que benefician a las cabezas de la institución y perjudican al alumnado”.

odontologiaVarios de los estudiantes y docentes reclaman que se conozca la causa judicial: para ellos es el primer paso para esclarecer otras cuestiones que no pertenecen a la causa y que estarían alterando el normal funcionamiento de la facultad.

“Se han quitado contenidos del plan de estudio para forzar que los estudiantes paguen por los posgrados y se ha privatizado la atención a los pacientes, quienes deben abonar incluso hasta para poder ingresar al establecimiento. Incluso hubo denuncias internas sobre faltante de inventario que fue destinado a consultorios externos. Las autoridades apuntan a instaurar un modelo que prioriza la recaudación y pone en riesgo la calidad académica y la función social de la institución”, señala un profesor. Al igual que el testigo de la causa, pidió resguardar su nombre y apellido.

Al ser consultados sobre las razones que llevaron al Consejo a avalar estas maniobras, ambos coinciden en la explicación. “El decanato vigente conformó el plantel docente de manera irregular, incluso a través de concursos falsos. Esto, sumado a la complicidad de los graduados y el centro de estudiantes, provocó que el máximo órgano de gobierno interno esté conformado por gente aliada y sea cómplice de los negocios que se denuncian”.

Anuncios

Entry filed under: Reportajes y otros modos de la palabra ajena.

Los estudiantes encabezan la oposición a Michel Temer: las ocupaciones de escuelas en todo Brasil tienen su motivo en la enmienda constitucional 241 que tiene media sanción y que congela por veinte años la inversión en salud, educación y en el resto del presupuesto nacional Chaco: sigue el paro de no docentes en Educación hasta hoy martes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: