Pura huevada

septiembre 10, 2016 at 4:13 am Deja un comentario

contra-la-evaluacion-educativa-en-las-escuelas-portenasY al final las evaluaciones a los quintos años se tomaron. Dudaron, algunos profesores se enojaron y amagaron con frenarlas, pero, bueno, cuando se logró cierto consenso ya era tarde. Ahora que ya pasaron y la situación está más calma y controlada todos escuchan con atención al especialista amigo del sindicato que vino de visita al colegio, abierto en la ocasión también en la ocasión a los padres y el conjunto de la comunidad, para intentar un balance de conjunto..

 “De acuerdo con el Ministerio de Educación de la Nación y su pares provinciales, la educación no es un proceso continuo ni tiene fines pedagógicos”, explica. La idea central es que, como el objetivo es otro, pretenden tomar una simple ‘prueba’ como si se tratara de un laboratorio; es decir, inspeccionar un recorte que nada tiene que ver con aquello que cotidianamente sucede en las aulas. Un multiple choice y algunas consignas generales a través de las cuales los alumnos son abordados por un docente desconocido, quizás traído de alguna escuela cercana, irrupción que agrega al evento un plus de violencia simbólica. Entonces los evaluados “sabrán” o “no sabrán”,  ya que sus respuestas serán tabuladas sin considerar procesos y desconociendo además el contexto, tanto edilicio como social.

“Para llevar a cabo la gesta evaluadora -cierra irónico- han decidido contratar directivos como veedores y maestros como aplicadores, a cambio de una suma de dinero que la Secretaría de Evaluación del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación está dispuesta a depositar antes de la realización de la tarea, como si tal gasto fuera una prioridad.”

El profesor escucha y a grandes rasgos está de acuerdo, pero en su cabeza aparece una y otra vez la imagen de los pibes de quinto año a los que, como salieron  antes el día de la evaluación, se los encontró charlando y fumando en la esquina. Aprovechó entonces el cruce, los saludó y les lanzó un curioso “¿y?”, que los muchachos respondieron con una sonrisa sobradora y media respuesta colgada de los labios: “Una huevada”.

Anuncios

Entry filed under: Crónicas e iluminaciones.

Rechazo al Programa Estímulo en la Formación Docente El 18 de septiembre se cumplen diez años de la segunda desaparición de Jorge Julio López, testigo clave en el juicio contra el genocida Miguel Etchecolatz: ¡todos a la Plaza de Mayo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: