El dato fue admitido por el propio gobierno porteño: más de de diez mil chicos se quedaron sin vacantes en las escuelas públicas

julio 19, 2016 at 4:58 am Deja un comentario

(Por Paz Azcárate. Página 12, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lunes 18 de julio de 2016)- Un total de 11.432 chicos de los niveles inicial, primario y secundario se quedaron sin vacantes para estudiar en las escuelas públicas porteñas este año, según lo admitió el propio Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA). El dato surge de un pedido de informes realizado por el legislador de la Ciudad Patricio Del Corro (PTS-FIT), que fue formulado en abril y respondido el jueves último. “Es un escándalo que en la ciudad más rica de América Latina, el gobierno no tenga un plan de construcción de escuelas para terminar con la crisis de las vacantes”, dijo el legislador. El pedido indagaba además sobre las comunas en las que se dan las faltas de cupos y exigía detalles sobre el sistema de inscripción, cuestiones que no fueron respondidas.

Escuelas porteñasiez mil“Este problema no es nuevo y la respuesta, aunque es parcial, confirma algo que veníamos denunciando, que es la crisis que sufre la educación en la Ciudad”, apuntó Del Corro. El pedido del legislador fue presentado el 21 de abril de este año y daba 30 días al Ejecutivo porteño para dar respuesta acerca de temas relacionados a las inscripciones y vacantes de los jardines y las escuelas de la Ciudad. En su respuesta tardía y parcial, el gobierno porteño admitió que 10.665 chicos se quedaron sin escolaridad en el nivel inicial, a lo que se suman 439 chicos que pidieron vacantes y no les fueron asignadas en primaria y 328 en secundaria.

Acerca de la diferencia entre las vacantes pedidas y las otorgadas, el Ejecutivo no especificó de qué comunas surgen. “Entendemos que no es casual que la respuesta del gobierno sea parcial –sostuvo el legislador– ya que intentan evitar que quede en evidencia que hay comunas, como las del sur, que a pesar de su discurso, fueron totalmente abandonadas por el Estado”.

Por otra parte, para Del Corro, a pesar de tratarse de una cifra importante, “no da cuenta de la totalidad de los casos” de chicos que quedaron afuera de la escuela pública este año. “En los niveles primario y secundarios, a partir de la cantidad de denuncias que recibimos de padres y docentes a través de sindicatos, creemos que la cifra es superior”, explicó.

“Si un estudiante consigue vacante en otra comuna o directamente no consigue –consideró el legislador–, necesariamente va a significar que los padres, ante la necesidad de que empiecen la escuela terminen optando por anotarlos en escuelas privadas”. En ese sentido, apuntó: “No es casual que en la Ciudad de Buenos Aires cada año sea mayor el porcentaje de chicos que estudian en instituciones privadas con respecto a las públicas. La falta de vacantes y los problemas en las inscripciones estimulan los negocios que se hacen con la educación”.

“Es verdad, como dice el gobierno porteño, que cada año hay más vacantes en la escuela pública, en números totales, pero en números relativos la matrícula del sector privado viene creciendo mucho más”, añadió. En cuanto a la apuesta del Estado porteño, las cifras de inversión dan cuenta de este crecimiento desparejo: en 2016, el presupuesto destinado a la educación pública creció el 19 por ciento, mientras que los subsidios a las escuelas de gestión privada aumentaron un 40 por ciento, con lo que el monto asignado para este sector asciende a 4 mil millones de pesos. “Este traspaso al privado no puede ser otra cosa que una bomba de tiempo en un contexto de crisis y recesión, porque habrá padres que ya no pueden pagar las cuotas de las escuelas privadas”, señaló.

El pedido de informe fue presentado en la Legislatura en marzo, cuando todavía estaba vigente el período de inscripción. La respuesta, en tanto, llega con las vacaciones de invierno. “Pedimos tratarlo sobre tablas –contó el legislador—, para que de esa forma no pase por comisiones y nos dé tiempo de tomar medidas antes del cierre, pero el bloque PRO nos lo impidió”. Así, finalmente fue aprobado a fines de abril, cuando los más de 11 mil chicos ya se habían quedado sin vacantes.

A esta situación de falta de vacantes, recordó el legislador del PTS, “hay que sumar el hecho de que hay decenas de escuelas que tienen problemas edilicios y chicos cursando en pésimas condiciones”. “También es un escándalo que el 10 por ciento de los colegios de la ciudad funcionen en edificios alquilados y mientras se rematen las tierras de la Ciudad como vimos con la Agencia de Bienes”, añadió.

“Además de responder en receso invernal y con el período de inscripción anual cerrado –concluyó–, respondieron con omisiones, por lo que seguiremos insistiendo para que den explicaciones”.

Anuncios

Entry filed under: Reportajes y otros modos de la palabra ajena.

Cultura del trabajo (capitalista): los “suicidados” de France Télécom La CNTE (Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación de México) contra la utopía neoliberal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: