El Foro de Convergencia Empresarial, que núclea a varias organizaciones empresarias y profesionales, elaboró un documento con propuestas para que el próximo gobierno pueda mejorar “la excelencia educativa con inclusión”

octubre 29, 2015 at 3:21 am Deja un comentario

Educación(Clarín. Ieco, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, viernes 23 de octubre de 2015)- El Foro de Convergencia Empresarial (FCE), que núclea a varias organizaciones empresarias y profesionales, propuso cinco puntos para mejorar “la excelencia educativa con inclusión”.

Según el FCE, las propuestas son un intento de hacer “un aporte concreto a las autoridades que asumirán el 10 de diciembre” y fueron elaboradas “en consulta con varios de los máximos expertos en materia educativa de Argentina”.

Las propuestas incluyen “el consenso de un Plan Decenal de Educación”, crear “un Sistema Integral de Información Educativa”, “asesorar a las escuelas más débiles”, “hacer más atractiva la profesión docente” e “implementar políticas para cada nivel y modalidad educativa”.

El FCE sostuvo que viene manteniendo contactos para difundir sus propuestas con “referentes de la educación, sectores sindicales, ONGs, asociaciones profesionales, académicos, docentes, y dirigentes políticos  y sociales”.

“El empresariado considera que es necesario ir más allá de las valiosas iniciativas individuales y sectoriales que están en práctica y aunar esfuerzos para lograr excelencia en la inclusión y calidad educativa”, aseguró Miguel Blanco, coordinador del FCE.

El FCE está integrado por 74 entidades empresarias, profesionales, fundaciones, ONGs y organizaciones de distintos credos religiosos. Algunos de sus integrantes son la ABA (Asociación de Bancos de la Argentina), la Bolsa de Comercio porteña, y la CIRA (Cámara de Importadores de la República Argentina), entre otros.

Si se nos permite, es necesario resaltar que en esta lista mínima de aportes para mejorar la educación patria no figura: 1)- un aumento del presupuesto, 2)- una clara distinción entre lo público y lo privado (los reclamos empresariales por los “ajustes de tarifas” y el despilfarro de fondos públicos no suelen mencionar el achique de los subsidios propios -es decir, los que ellos reciben-, entre primer lugar los establecimientos privados), y 3)- el apartamiento de todo atisbo de oscurantismo clerical, para que finalmente las curricula sean bien “modernas” y científicas. Saquen ustedes las conclusiones.

Anuncios

Entry filed under: Reportajes y otros modos de la palabra ajena.

¡Firmemos el petitorio en apoyo a la lucha de las y los becarios de investigación de la Universidad de Buenos Aires! ¡Que el gobierno porteño reconozca a los delegados gremiales elegidos democráticamente por los trabajadores docentes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: