México: mil maestros se manifestaron en la ciudad de Mérida al grito de “Fuera Peña Nieto”, “Muera la reforma educativa”, “Nos faltan 43 estudiantes”

julio 5, 2015 at 10:55 am Deja un comentario

(Por Pedro Echeverría V. México D. F., sábado 4 de julio de 2015)– Más de mil 200 maestros se manifestaron hoy sábado en la ciudad de Mérida al grito de “Fuera Peña Nieto”, “Evalúen a Chuayffet”, “Muera la reforma educativa”, “Nos faltan 43 estudiantes”. ¿Cuántos maestros son en Yucatán? Unos 35 mil pertenecientes a dos secciones –la 33 y la 57 del Sindicato (SNTE)- controladas por líderes vendidos, “charros” o espurios  desde 1943; sin embargo los maestros yucatecos se han considerado ellos mismos privilegiados porque sus salarios no son tan miserables comparados con los campesinos y porque le tienen mucho cariño a su trabajo como docentes. Los maestros siempre están contentos y con la risa amable en los labios. Aguantan mucho, pero cuando se enojan lo hacen en serio.

MéxicoParece que los tontos o imbéciles Peña Y Chuayffet no se ha dado cuenta que el movimiento magisterial encabezado por la Coordinadora (la CNTE) va a irrumpir con fuerza. El gobierno se siente muy seguro  imponiendo su reforma educativa privatizadora ordenada por grandes empresarios de México y EEUU. La CNTE ha sido muy paciente y extremadamente pacífica. Pero si hasta los profesores yucatecos que son muy correctos y respetuosos han comenzado a rebelarse eso quiere decir que pronto la República entera se pondrá de pie. Los maestros han perdido totalmente la confianza en el Ejecutivo, el Legislativo y  la Suprema Corte porque esos tres poderes representan los intereses empresariales y de los EEUU.

Ningún maestro se opone a la evaluación; al contrario, ellos a diario evalúan su trabajo y tienen la convicción que éste debe ser cada día mejor en beneficio de los niños y de sus padres. Pero. ¿Qué saben Peña, Chuayffet, los empresarios, de educación sin nunca han sido educadores? ¿Qué ellos nos pagan? ¡Mentira! El pueblo nos paga con su trabajo y ellos son simples administradores que incluso nos roban parte de nuestro salario. La realidad es que nos quieren imponer una evaluación tramposa, una serie de reglamentos y órdenes para no tener derecho de protestar o exigir buenas condiciones de trabajo. Nos quieren hacen aparecer como “reprobados” para luego cambiarnos de escuela, de zona, de estado y obligarnos a renunciar.

Los maestros de Yucatán no tenemos líderes ni medios de información que nos apoyen; nuestras marchas o manifestaciones sólo hemos podido realizarlas haciendo invitaciones por Internet, teléfono y por contacto personal. Sabemos de las grandes batallas que ha realizado la CNTE durante décadas; no olvidamos que gracias a los grandes sacrificios de los maestros de Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Chiapas, Edo. De México, DF. Morelos, Zacatecas, Tlaxcala, hemos podido salvarnos de que el gobierno nos imponga con todo su peso el poder. En Yucatán no nos ha crecido el espíritu de lucha, pero sabemos que poco a poco –más temprano que tarde- nos verán a los maestros engrosando las luchas nacionales.

¿Podremos olvidar que Salvador Alvarado –quien introdujo con su ejército la revolución mexicana a Yucatán en 1915, enfrentándose a los hacendados y al clero (la Casta Divina)- en un momento de enojo llegó a decir que los yucatecos éramos cobardes porque nos dejábamos explotar y manipular? Sin embargo hay que decir que –aunque en Yucatán está más acentuada la falta de participación porque en su formación histórica ha predominado “salirse por la tangente”-  el estado no ha dejado de ser retaguardia que entra al final de los movimientos, pero entra. ¿Será  porque después de un siglo no ha terminado de integrarse Yucatán al país y pesa mucho su lejanía de la Ciudad de México y su carácter regional?

México“Los maestros luchando también estamos enseñando”. Por eso en Yucatán proponemos manifestarnos nuevamente el próximo viernes o sábado, según responda la gente y, si es posible diariamente, dada las enseñanzas de la CNTE durante 35 años. Ahora vamos a integrar comisiones y a repartir responsabilidades. Necesitamos apoyos de universitarios, de técnicos, de colegios particulares, del pueblo.  “Chuayffet es chafa, es engaño, debería renunciar junto a su INEE”. Aunque Quintana Roo y Campeche suelen llevarnos ventaja en movilización, buscaremos coordinarnos con ellos para que los tres estados sean un solo frente. ¿Piensa el gobierno acaso que puede hacer lo que se le antoje pasando sobre los derechos de los maestros?

Esta es una lucha sindical y laboral y ningún partido debe buscar o pensar en manipularnos. Nuestro grito de “sindicato vendido el gobierno es tu marido” no quiere decir que no seamos sindicalistas: lo que sucede es que los líderes gobiernistas, seguidores de la cacique Gordillo y del Charro Díaz, terminaron de entregar al Sindicato (el SNTE) a los gobiernos del PRI y del PAN. Queremos un sindicato que esté al servicio del pueblo y la educación, por ello han luchado durante 35 años los maestros más honestos y valientes del país. Unamos más la lucha de los peninsulares impulsando mayor información y conciencia. Veámonos la próxima semana y hagamos madurar más la participación magisterial.

Anuncios

Entry filed under: Reportajes y otros modos de la palabra ajena, Sin categoría.

España: las universidades públicas pierden más de 77.000 estudiantes en tres años por el aumento de tasas La Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys) presentó recurso de amparo contra recupero días de clase en receso escolar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: