Entre los trabajadores de la educación, los docentes reemplazantes integran el contingente más vulnerado

junio 6, 2015 at 4:37 am Deja un comentario

Problemáticas como el recorte del régimen de licencias, el cobro diferido a 60 días o las limitaciones en la cobertura social son algunas expresiones de la precarización laboral que padecemos en el trayecto inicial de nuestra carrera docente; trayecto que, debido a la falta de creación de cargos y a la lógica de concentración laboral impuesta por el ME, se hace muy prolongado.

Asociación del Magisterio de la provincia de Santa Fe -AMSAFE-, regional RosarioDesde la Secretaría de Nivel Primario de Amsafe Rosario vemos como una necesidad de primer orden visibilizar esta situación y, sobre todo, generar el espacio para poder impulsar la organización y la lucha con el protagonismo de todos.

En la última reunión de Nivel estos temas fueron objeto de debate entre los compañeros. Compartimos a continuación algunas de los planteos principales:

Una larga espera para cobrar

El Ministerio de Educación viene implementando con los reemplazantes de corta duración un sistema de liquidación de los días trabajados injusto y perjudicial, que obliga a apelar a diversas maniobras de sobrevivencia para subsistir. El cobro a 60 días al iniciar un período laboral y el cobro diferido subsiguiente representan en los hechos una retención injusta de nuestro salario que, con los avances tecnológicos y los recursos humanos disponibles, no tiene justificación alguna.

Algo similar ocurre con el cobro del “Proporcional de vacaciones”; todos los años la fecha de cobro es incierta, aunque nunca se realiza antes de la primera quincena de abril (se ha llegado a abonar en el mes de junio) cuando debiera abonarse cuanto menos en el mes de febrero.

Ni hablar de la situación que se genera cuando por algún error en la carga al sistema el cobro pasa a “ejercicio vencido” y se debe esperar hasta el año calendario siguiente para percibir el sueldo correspondiente.

Exigimos al ME que garantice un sistema de cobro que responda a nuestras necesidades como trabajadores.

Licencias por enfermedad: un derecho denegado

Actualmente, el trayecto para poder acceder a la titularidad en un cargo se prolonga por años. Un docente puede tener una continuidad ininterrumpida en su desempeño durante varios meses, aún sin acceder a reemplazos de larga duración. Esto es muy común, sobre todo durante los primeros años de nuestra carrera. Sin embargo, para el Ministerio esta continuidad en el desempeño no nos habilita a acceder a un conjunto de derechos. Algunos de los más importantes son el acceso a las licencias por enfermedad de corta duración (códigos 5 a y 5 b) y de larga duración (código 7). Para acceder a estas licencias, el reemplazante debe tener 60 días de antigüedad en el reemplazo. Este requisito, plantea innumerables situaciones injustas en las que el reemplazante se desempeña en un mismo cargo durante meses sin acumular los 60 días de antigüedad debido a que las licencias que generan el reemplazo se puede interrumpir por un fin de semana o situaciones similares.

No es nada raro encontrar en escuelas compañeros reemplazantes que acuden a trabajar enfermos, debiendo recurrir incluso a la automedicación para “no perder” el reemplazo. Esto implica un deterioro en nuestra salud, y también un impacto negativo en la tarea educativa. La posibilidad de tratar adecuadamente afecciones ocasionales como una gripe, es un derecho que beneficiaría no sólo nuestra salud sino incluso, en muchos casos, la tarea educativa dando lugar a la continuidad pedagógica de quien se venía desempeñando.

Por otra parte, no podemos aceptar que prime la visión patronal del ME desde la cual habría “trabajadores de primera”, quienes tienen continuidad de desempeño en un mismo cargo, y “trabajadores de segunda”, que trabajan ininterrumpidamente pero en distintos reemplazos.

Por todo esto planteamos que el trabajar no debe ser un padecimiento y que el derecho a acceder a las licencias por enfermedad debe ser extendido a todos los compañeros.

La necesidad de una cobertura social permanente

Los docentes santafesinos tenemos distintos grados de cobertura de nuestra obra social IAPOS, dependiendo de la situación de revista en la que nos encontremos. Esta diferenciación se plantea con un criterio que perjudica al sector más desprotegido de los compañeros reemplazantes, el de los reemplazantes de corta duración (por períodos discontinuos). Para quienes se encuentran en esta situación laboral, se restringe significativamente la cobertura: ésta sólo cubre al agente, dejando por fuera a su grupo familiar. Pero además, como la cobertura comienza con el inicio del reemplazo y finaliza cuando termina el mismo, se producen intervalos en los que quedamos desprotegidos, sin la posibilidad de acceder a los servicios necesarios.

Por eso reclamamos que las autoridades del Ministerio y de la obra social revean los criterios de acceso a la cobertura de Iapos y garanticen la misma dando respuesta a nuestras necesidades y de nuestro grupo familiar.

Algunos problemas a partir de la aplicación del Decreto 3029:

Sobrecarga laboral versus igualdad de derechos en el acceso al trabajo

En muchos aspectos, el decreto 3029 que rige nuestra carrera docente representa un ataque a nuestras condiciones laborales y a la educación pública ¿Por qué decimos esto? En lo que respecta a la situación de los compañeros reemplazantes, esta normativa impone un criterio de concentración e incremento laboral que limita el acceso al trabajo e impacta negativamente sobre las condiciones laborales del conjunto de la docencia.

Los más afectados en este sentido son los docentes de especialidades, ya que los cargos vinculados a éstas -a partir de una interpretación arbitraria del ME consensuada con la CD provincial- son excluidos del criterio de “reparto de trabajo”, criterio que da la prioridad en el ofrecimiento de suplencias y vacantes a quien no tiene trabajo; derecho que sí se contempla para los maestros de grado, de nivel inicial o de modalidad especial. De todas maneras, para estos últimos, el ME sostiene que al momento de titularizar, si se venía llevando adelante un reemplazo de larga duración, el mismo no cesa (como sí planteaba el anterior decreto 4762). Prima nuevamente la sobrecarga y concentración laboral que intentan imponer sobre la base de salarios insuficientes.

Por eso, planteamos la igualdad de condiciones en el acceso al trabajo para los docentes de especialidades y la prioridad en el ofrecimiento de suplencias y vacantes a quienes no tienen trabajo. No a la ponderación de la antigüedad en privada. Creación de todos los cargos y horas cátedra que el sistema necesita.

No cumplen ni con la letra de su puño

El artículo 36 del decreto 3029 introdujo una novedad que a más de dos años de existencia del decreto sólo existe en los papeles. Dicho artículo plantea que “El responsable del ofrecimiento de las suplencias deberá exponer diariamente en el sitio web del Ministerio de Educación, y en lugar visible del establecimiento, las suplencias aceptadas”. Se hace alusión a una plataforma informática que nunca fue implementada. Consideramos que dicha implementación es de suma urgencia para garantizar el acceso a la información que nos permita defender nuestros derechos escalafonarios.

Con este punteo, sin duda incompleto, de las principales problemáticas que nos afectan a los compañeros reemplazantes, buscamos desarrollar el debate y promover iniciativas que nos permitan avanzar en el logro de los derechos que, como trabajadores docentes, nos merecemos.

Llamamos a los compañeros reemplazantes de los distintos niveles y a la docencia toda a sumar esfuerzos en este camino.

Asociación del Magisterio de la provincia de Santa Fe -AMSAFE-, regional Rosario, martes 5 de mayo de 2015

Anuncios

Entry filed under: Reportajes y otros modos de la palabra ajena.

Piombo y Llargués, fuera de la Universidad de Buenos Aires Un día antes de las elecciones intermedias en México, la corriente disidente del sindicato de maestros atacó sedes de partidos políticos y acordó seguir adelante con las acciones de protesta en el sur del país: los disturbios ocurrieron en los estados de Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán, donde los docentes escracharon las sedes partidarias y tomaron plantas de distribución de combustible con el fin de frenar la reforma que los obliga a ser evaluados para permanecer o ascender en el sistema educativo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: